Beneficios de la inducción en los procesos de fundición de cobre

Beneficios de la inducción en los procesos de fundición de cobre

La minería de cobre al principio emergió como una gran industria en América durante 1840. Nueva Jersey fue el primer estado en el que se realizó la extracción de cobre en América en 1750, a pesar de que el intento no tuvo éxito. Otros estados que habían llevado a cabo otros intentos de extraer cobre desde entonces fueron Vermont y California. Michigan fue el lugar de la primera aventura de extracción de cobre con éxito, y desde entonces le han seguido Arizona y Nuevo México. Los E.E.U.U. están situados en el  4°  lugar en reservas de cobre del mundo, según refleja un estudio geológico de los E.E.U.U. de 2013.

hornos-de-induccion

El cobre se emplea con numerosos fines, incluyendo el cableado eléctrico y otros elementos de construcción. También es una superficie anti-germicida natural que se emplea en hospitales y otras instalaciones médicas.

Por supuesto, ante de que puede ser empleado, primero debe procesarse en una forma utilizable. La fundición de cobre se solía realizar en hornos que empleaban combustibles fósiles, aunque la tecnología de inducción actual ha hecho el proceso mucho más fácil y eficiente.

Los hornos de calentamiento por inducción ofrecen un control exacto sobre el proceso de fundición de cobre, al emplear temperaturas precisas y calor directo. Esto evita que el cobre esté en contacto directo con la fuente de calor. Debido a que el punto de fundición del cobre es muy alto comparado con otros metales a 1984º F o 1085º C, el método de inducción eléctrica es una opción ideal para la industria de fundición de cobre.

Existen muchas ventajas en la utilización de la tecnología de hornos por inducción en la fundición de cobre:

  • Los hornos de inducción diseñados para fundir metales preciosos como el cobre son mucho más pequeños que aquellos empleados para otros metales. Su diseño compacto ahorra espacio en la superficie de trabajo.
  • La eficiencia es un aspecto esencial en cualquier industria, y los hornos de fundición de cobre por inducción ofrecen el máximo ahorro de energía de cualquier proceso de fundición.
  • La tecnología de inducción ofrece un material de cobre limpio y de calidad. El hecho de que la fuente de calor nunca impacta directamente sobre el cobre elimina la contaminación, y se puede obtener un producto uniforme en todo momento.
  • El calor en un horno de fundición de cobre por inducción es instantáneo, ahorrando el tiempo que normalmente se pierde durante las fases de calentamiento y enfriado de la producción. Esta mejora se extiende para permitir que se produzca mucho más material de cobre en el mismo periodo de tiempo.
  • La fundición de cobre por inducción es una tecnología mucho más respetuosa con el medio ambiente, ya que no produce contaminantes del aire.

Invertir en hornos de fundición de cobre por inducción ofrece a las industrias todos estos beneficios y mucho más. Debido a que la temperatura ambiente alrededor del horno no es elevada durante la operación, los operadores se encuentran en un ambiente mucho más cómodo en el que trabajar, con lo que podrán emplear más tiempo que nunca procesando un producto de cobre sin defectos.

Artículos relacionados:

Categories

Videos

Contáctanos

Imagen Cambiar Imagen