Calentador por inducción: la mejor elección de la industria

Calentador por inducción: la mejor elección de la industria

El funcionamiento eficiente, limpio y sencillo de un calentador por inducción ofrece grandes beneficios comparado con otras opciones tradicionales de calderas. El calentamiento por inducción ya ha demostrado su valor en la producción de fabricación e ingeniería.

El calentador por inducción ofrece auto-diagnósticos, de forma que los operadores pueden controlar fácilmente todos los procesos de calentamiento a medida que ocurren. Los controles de la pantalla táctil permiten al operador probar, informar y controlar, todo desde un mismo lugar. La capacidad de registro de datos de estas máquinas ofrece una capacidad de almacenamiento de 10 años, lo cual permite realizar comparaciones de forma sencilla. La interfaz es muy simple de usar, la formación es mínima, y todo esto se añade para dejar más tiempo para la producción y menos para las tareas adicionales.

Calentador por inducción

La eficiencia del calentador por inducción no se compara con ninguna otra oferta similar de la industria. La eficiencia de conversión de energía es muchísimo mejor que los métodos tradicionales. La tecnología IGBT proporciona ciclos de encendido/apagado más rápidos y sencillos, que pueden ejecutarse en frecuencias más bajas con resultados igualmente fiables. Los cables de calentamiento por inducción pierden mucha menos energía que otros tipos, con lo cual la estación de calentamiento puede mantenerse alejada de las estaciones de trabajo, dando cabida a aún más productividad.

No hay ninguna máquina de calentamiento por metal más versátil que el método de inducción. Todas las industrias que emplean productos de metal pueden beneficiarse de su uso, incluyendo la solar, electrónica, automotora y de ingeniería y fabricación, entre otras. La tecnología de ascensores y trenes requiere tratamiento del calor y procesamiento del metal para realizar modificaciones personalizadas, y un calentador por inducción puede hacer esto y mucho más.

Siempre que se necesite un producto de metal de la más alta calidad, se puede obtener empleando la tecnología de las máquinas de calentamiento por inducción. El calentamiento por inducción emplea inversores de corriente, bobinas/inductores, y transformadores que no tienen por qué estar en contacto directo con metal para poder calentarlo o fundirlo. El campo electromagnético que crean las partes eléctricas es lo que entra en contacto con el metal y facilita el calentamiento o la fundición. Esto proporciona índices significativamente más bajos de deformación y rechazo. Este proceso proporciona no sólo ahorro de costes, sino eficiencia energética y mayores niveles de calidad en el producto final.

Artículos relacionados:

Categories

Videos

Contáctanos

Imagen Cambiar Imagen