Hornos de Fusión por Inducción para Fundición de Aluminio.

File8-1024x332

Cómo Fundir Aluminio

El aluminio es uno de los metales más utilizados en el mundo hoy en día. Una vez que se completa su extracción, puede ser utilizado para varias aplicaciones. Lo que lo hace aún más valioso es que es fácil de reciclar.
Si usted está interesado en fundir aluminio, lo primero que debe saber es que el proceso requiere de un horno que sea capaz de manejar altas temperaturas.

Horno de Fusion

El uso de un Horno de Inducción

A continuación se muestra el procedimiento para la fusión del aluminio en el horno de inducción.

  • Un operador de horno colocará las piezas de aluminio o chatarra de aluminio como carga en el horno de inducción y encenderá el horno para iniciar el proceso de fusión. Es recomendable la adición de más carga de aluminio en este proceso, ya que el aluminio fundido transmite mejor el calor.
  • Cuando la temperatura del aluminio alcanza 1.220,66°F (660.37ºC) se convierte en líquido. Cualquier residuo de recubrimiento y pintura de las latas flotará en la superficie. Este subproducto se llama escoria y se puede quitar con una cuchara de colada de acero. Esto necesita enfriarse antes de que pueda ser eliminado de manera segura.
  • A continuación, el crisol (horno) derramará aluminio puro. Por lo general, se utiliza un mecanismo basculante hidráulico para verter grandes cantidades de metales líquidos.
  • Por último, con cuidado, el aluminio fundido se vierte en un molde para que se enfríe para ser luego utilizado. El Uso de un Horno de Combustión de Gas/Gasolina. Aparte de la fusión a través de un horno de inducción, hay otra manera de fundir aluminio utilizando un horno a gas/gasolina. Los siguientes son los pasos para fundir aluminio con hornos a gas/gasolina. Este es el método convencional y no es adecuado para grandes cantidades de aluminio. Hay muchas desventajas en este método.
  • Horno de Fusion

  • Con la ayuda de un crisol, el aluminio se coloca de forma segura dentro del mismo. Siempre que sea necesario, el aluminio se puede cortar en piezas más pequeñas para asegurarse de que entre adecuadamente para un proceso de fusión eficaz.
  • El crisol se coloca luego en un horno usando un par de pinzas para mantener una distancia segura. El horno debe ser calentado usando una llama a gas o a gasolina a 1.220,66°F, que es la temperatura a la que se funde el aluminio. Se tiene que dejar descansar al metal por un tiempo para fundirse después de alcanzar la temperatura necesaria.
  • Siempre y cuando el aluminio se encuentre en un estado líquido, se puede seguir añadiendo más piezas para acelerar el proceso. Es conveniente preguntarle al proveedor de hornos de fusión sobre el método que utiliza y por qué lo hace. Después de todo, ellos son los expertos; además de saber exactamente lo que necesita su proyecto, pueden justificar sus decisiones.

¡Contáctanos para una cotización sin costo!

Conoce nuestro catálogo de:

Videos

Contáctanos

Imagen Cambiar Imagen