Hornos de inducción para cobre, ¡La mejor elección!

Hornos de inducción para cobre, ¡La mejor elección!

El cobre y las aleaciones de cobre se han empleado comúnmente desde el comienzo de la metalurgia en la historia del humanidad. En el pasado, el trabajo con cobre se empleaba en joyería y artículos de decoración, a menudo combinados con aluminio para formar bronce, o mezclado con oro para crear un oro coloreado en rosa. Sin embargo, en otras épocas de la historia, los trabajadores del metal no contaban con las ventajas de los hornos de inducción para cobre. Como en otras industrias de la metalurgia, los hornos de fundición que empleaban combustibles fósiles eran la única opción disponible para el proceso de fundición de cobre o de cualquier otro tipo.

Actualmente el cobre es aún un metal muy importante en muchos aspectos de la vida. Debido a que el cobre es un metal suave, se ha empleado durante mucho tiempo para el cableado eléctrico y las cañerías de agua, entre otros numerosos usos. Esa composición suave también lo convierte en un excelente conductor de la electricidad, y por consiguiente, la razón por la que las bobinas de los hornos de inducción están hechas de cobre.

La industria antes de los hornos de inducción para fundición de cobre

Antes de la invención del siglo XX de los hornos de inducción, la industrial del cobre, como cualquier otra industria metalúrgica, era una industria extremadamente peligrosa. Los hornos de combustibles fósiles producían numerosos contaminantes del aire que los trabajadores inhalaban, y que se liberaban en la atmósfera, contaminando el medio ambiente. Las lesiones graves y fatales eran sucesos habituales debido a las llamas y el calor extremo del proceso industrial.

El funcionamiento de hornos de fundición a base de combustibles fósiles era costoso, no sólo por las enormes cantidades de combustibles requeridas para mantenerlas en funcionamiento permanentemente, sino también debido a que las extremas temperaturas dañaban los hornos, haciendo que las piezas de reemplazo y las reparaciones constantes fueran obligatorias para mantener la producción.

Hornos de inducción

Los hornos de inducción para fundición de cobre modernos

Los hornos de inducción para fundición de cobre modernos son el método elegido principalmente por las industrias metalúrgicas en las que se funde cobre y se crean productos de cobre de forma habitual. Esta ha sido la norma durante muchas décadas, desde la aparición de los hornos de inducción a principios del siglo XX, cuando la tecnología de inducción revolucionó la industria de la fundición del cobre.

La implementación de la tecnología de inducción ha traído a las industrias metalúrgicas numerosas ventajas en comparación con métodos anteriores. La velocidad de producción y procesado ha aumentado exponencialmente, el rendimiento ha mejorado ampliamente, las temperaturas extremas en el lugar de trabajo han sido eliminadas y la contaminación del medio ambiente se encuentra en mínimos.

Los hornos de inducción para fundición de cobre modernos también reducen la oxidación del metal, acelera el proceso de fundición, mejora la eficiencia energética al evitar la pérdida de electricidad, y proporciona un calor uniforme y consistente. Los hornos de fundición de cobre pueden adquirirse en cualquier tamaño para acomodarse a las necesidades específicas de la industria.

Todo esto se traduce en un proceso de producción optimizado, mucho menos tiempo de inactividad, menos lesiones laborales y un margen de beneficios mucho mayor para la industria.

La inducción de calor eléctrico ofrece hornos de inducción para fundición de cobre en tamaños personalizados para cubrir las necesidades de tu industria. Póngase en contacto con nosotros para obtener un presupuesto y renovar ya su negocio.

Artículos relacionados:

Categories

Videos

Contáctanos

Imagen Cambiar Imagen