La Revolución de la Fusión de Acero por Inducción

La Revolución de la Fusión de Acero por Inducción

La fusión del acero, el refinamiento y las aleaciones constituyen una industria que tiene toda clase de aplicaciones alrededor del mundo. Se han utilizado una amplia variedad de diferentes tipos de hornos para fundir acero, y hoy en día aún se siguen utilizando, incluyendo los hornos de fusión de cúpula, de crisol y de arco eléctrico. Sin embargo, parece que la aparición del horno de fusión de acero por inducción reemplazará a todos los otros hornos como el método preferido de fusión. Actualmente, la mayoría de las industrias están en el proceso de cambio hacia la fusión por inducción debido a requerimientos ambientales y a la eficiencia de energía que presentan los hornos de fusión de acero por inducción.

Horno de fusión por inducción

La producción del acero comienza con la fusión de los minerales de hierro o bien, con la fusión de la chatarra de acero. El acero se produce con muchas variaciones para diferentes usos. El mineral de hierro o la chatarra de metal fundida en horno, y los indeseables elementos o impurezas que se eliminan, y luego los nuevos elementos que se añaden y se mezclan, permiten producir el producto de acero específico requerido. Todo esto requiere de temperaturas de calentamiento exactas, de mezclas completas, mientras el metal está en la fase de fusión. Después se vierte en moldes para producir barras, varillas y piezas, o se producen láminas enrollables que posteriormente se cortarán en diferentes tamaños para diversos usos. Una vez que la fusión, mezcla y moldeo del acero ha terminado, algunos productos de acero se pueden volver a recalentar para la aplicación de diferentes tratamientos con calor.

Hoy en día, la fusión de acero se realiza principalmente en los hornos de fusión por inducción. Estos hornos fueron inventados originalmente en Italia hacia la segunda mitad del siglo XVIII. Sin embargo no fue sino hasta hace algunos años, que los hornos de fusión por inducción se han convertido en los de mayor uso en la industria del acero. La inducción significa que la corriente alterna se utiliza para producir un campo magnético que permite el calentamiento y fusión precisos, en un punto determinado. Los hornos de fusión de acero por inducción vienen en dos variedades, ya sea sin núcleo o con canal de inducción.

Los hornos de fusión de acero por inducción están disponibles con una serie de opciones personalizables que se pueden seleccionar para utilizar su eficiencia en industrias específicas. También están disponibles en una amplia variedad de configuraciones que los hacen ideales para el procesamiento en una gran variedad de diferentes industrias de metales. Ya sea que usted tenga a cargo una enorme operación de procesamiento de acero o una producción más pequeña o individual, los hornos de fusión por inducción son opciones que valen la pena. El ahorro en costos es extremadamente benéfico cuando se utiliza la tecnología por inducción, incluyendo el consumo de energía, y la reducción en el tiempo de operación,entre otras cosas.

 

Artículos relacionados:

Categories

Videos

Contáctanos

Imagen Cambiar Imagen