Tres motivos por los que el horno de fundición de oro por inducción puede mejorar la industria del oro

Tres motivos por los que el horno de fundición de oro por inducción puede mejorar la industria del oro

La fundición del oro se ha llevado a cabo durante la historia incluso en la antigüedad. El oro es uno de los metales preciosos más buscados y puede ser utilizado en todo tipo de cosas de uso diario como la joyería, el dinero o componentes médicos.

Muchos países del mundo participan en el negocio de la extracción de oro. Entre ellos: Estados Unidos, Rusia, Australia, Perú, Indonesia, Uzbekistán y Mali. Dentro de los Estados Unidos, dos estados aportan dos terceras partes del oro usado: Dakota del Sur y Nevada. Existe un polémico proyecto en Sudamérica relacionado con la explotación de tierras ricas en las fronteras con Chile y Argentina. La extracción y producción de oro es una industria global aunque, en la actualidad, está sufriendo debido a sus altos costes y precios en baja.

El oro es muy maleable y, por ello, debe ser fundido para darle forma. Las empresas mineras utilizan hornos de inducción para esto. Muchos hornos de fusión de oro de nuestros días usan la fundición por inducción, que aporta muchas ventajas especialmente a una industria que se enfrenta a dificultades.

Por qué la fundición por inducción resulta beneficiosa

Los hornos de fusión por inducción son más modernos que otros métodos tradicionales para fundir metales preciosos. Por lo tanto, están mejor capacitados para las características de la industria de la extracción de oro.

Fundición de oro por inducción

En primer lugar, el calor por inducción es rápido. El calor se consigue con mayor rapidez que con otros métodos de fundición, tales como los que usan gas o aceite y el tiempo de encendido también es más rápido. De este modo, se elimina el lento proceso de encendido característico de los hornos alimentados por combustible. Además, un horno de inducción se puede encender o apagar en cualquier momento. Lo que es beneficioso en caso de ocurrir un cortocircuito. El horno se puede apagar con rapidez, lo que se traduce en un ambiente de trabajo más seguro y menos riesgos para componentes sensibles que se podrían dañar en caso de ocurrir un cortocircuito.

En Segundo lugar, el tiempo de producción aumenta. Debido al rápido tiempo de encendido y de fusión, se puede usar mayor tiempo para la fundición del oro. Lo que, a su vez, aumentará la tasa de producción, permitiendo disponer de más tiempo para la fusión de oro y reducir los costes de producción.

En tercer lugar, los hornos de inducción se caracterizan por ofrecer eficiencia energética. La temperatura interna permanece constante sin importar cuál sea la potencia de entrada. No ocurre lo mismo con los hornos de gas o aceite. Además, existe una pérdida de calor mínima incluso cuando se usa menos energía.

Esta eficiencia energética también garantiza que el oro fundido será de alta calidad, lo que es importante, especialmente cuando la industria está esperando que los precios del oro suban.

Tanto los analistas financieros como los que participan en la industria del oro, tienen una visión  pesimista. Sin embargo, hay soluciones que pueden ayudar a que la industria del oro florezca de nuevo. Un horno de fusión que use la inducción tiene todas las características para ayudar a ahorrar gastos y aumentar los beneficios, algo que se ha vuelto muy importante en los últimos años.

Artículos relacionados:

 

Categories

Videos

Contáctanos

Imagen Cambiar Imagen