¿Hornos de Inducción Sin Núcleo o de Canal Para Su Industria?

¿Hornos de Inducción Sin Núcleo o de Canal Para Su Industria?

La tecnología del horno eléctrico de inducción permite a la industria fundir, moldear o vaciar numerosos materiales metálicos, como el hierro, acero, aluminio y una gran variedad de metales preciosos. El horno eléctrico de inducción es una tecnología no contaminante, mucho más que un horno de reverbero. La tecnología de inducción proporciona un control preciso de temperatura, reduce la pérdida de producto durante la fusión, y facilita el proceso de ajuste utilizado para adaptar las propiedades metalúrgicas de los metales.

El horno eléctrico de inducción es generalmente conocido como horno eléctrico, y está disponible en dos tipos: sin núcleo y de canal. Comparar las ventajas de cada uno le permitirá decidir cuál funcionará mejor para su sector de aplicación.

Hornos de Inducción Sin Núcleo

El horno eléctrico de inducción sin núcleo es la solución ideal para fundir, crear aleaciones y refinar metales preciosos. Este tipo de horno es utilizado por fundiciones e industrias que trabajan con diferentes grados de hierro, acero y aleaciones de materiales metálicos no ferrosos. Las compañías mineras utilizan esta tecnología para fundir precipitados de oro y plata.

El horno eléctrico de inducción sin núcleo no tiene inductor o núcleo, en su lugar utiliza un baño o área de almacenamiento, donde el proceso de calentamiento por inducción ocurre. Las bobinas de cobre rodean el baño, llevando la carga eléctrica que crea un campo electromagnético que funde rápidamente y de manera eficiente, los materiales metálicos. Este proceso proporciona niveles precisos de control de temperatura y crea una agitación que mezcla eficazmente el metal fundido en el interior del baño. No hay tiempo de inactividad durante este proceso, ya que los ciclos de limpieza no son necesarios.

El horno eléctrico de inducción de canal es la solución ideal para aleaciones de metales con puntos de fusión más bajos, y para el hierro fundido u otras aleaciones con puntos de fusión más altos. En este proceso, un canal se configura a través la bobina y dentro del núcleo de acero laminado. Después de que el metal se carga en el canal, se dirige una carga eléctrica entre la bobina y el núcleo. La bobina del horno eléctrico de inducción produce un campo electromagnético, manteniendo la temperatura óptima en el canal. A medida que aumenta la temperatura en el horno, la parte más caliente del metal fundido sube a la superficie.

 

Artículos relacionados:

Categories

Videos

Contáctanos

Imagen Cambiar Imagen